Siete Versiones para un HIMNO

Compartir

facebooktwittergoogle plus
pinterest

Música: popular / Teobaldo Power
Letra: Benito Cabrera

Soy la sombra de un almendro,
soy volcán, salitre y lava.
Repartido en siete peñas late el pulso de mi alma.
Soy la historia y el futuro,
corazón que alumbra el alba
de unas islas que amanecen
navegando la esperanza.
Luchadoras en nobleza
bregan el terrero limpio
de la libertad.
Ésta es la tierra amada:
mis Islas Canarias.
Como un solo ser
juntas soñarán
un rumor de paz
sobre el ancho mar.

Ha habido, a lo largo de la historia de nuestro archipiélago, varios intentos de tener una melodía institucional que nos representara. El primer Himno de Canarias del que se tiene noticia es de autor anónimo y resultó ganador de un concurso convocado en el año 1815. En 1908 aparece en una crónica periodística que menciona el estreno de un Himno Canario con motivo de las Fiestas del Cristo de La Laguna, con letra de Nicolás Estévanez y música de Bernardino Valle. Entre 1991 y 1993, se presenta un himno compuesto por el músico grancanario Juan José Falcón Sanabria con letra del poeta tinerfeño Fernando García Ramos. Fue encargado por el primer presidente de la Comunidad Autónoma de Canarias, el socialista Jerónimo Saavedra, con objeto de dotar a la misma de un himno oficial.

Tras crearse una mesa parlamentaria, con los partidos que tenían representación en el Parlamento de Canarias, resultó elegido la melodía del Arrorró de los Cantos Canarios de Teobaldo Power, con un texto de Benito Cabrera. De esta manera, el actual Himno de Canarias tomó carácter oficial con la Ley 20/2003 de 28 de abril de 2003.

Nuestro himno cuenta con una de las melodías más hermosas que existen en la música canaria. Por otra parte, la mayor parte de los himnos están escritos en ritmo binario y tienen un carácter rígido y castrense. En nuestro caso, la dulzura de su estructura tiene que ver con su carácter ternario (muy presente en el folklore canario) y su magnífica melodía, que Power reinterpretó desde la evocación de la canción de cuna que la inspira. En última instancia, no ha de haber una tonada más poderosa en cualquier cultura que aquella que usan las madres para arrullar el sueño de sus hijos.

La letra, en consonancia con la melodía, trata de hablar de lucha noble y pacífica, mirando hacia el futuro desde el mar que acoge y conecta a las islas con el mundo. Su comienzo es un homenaje al almendro del poema de Nicolás Estévanez “Canarias”, en el que ubica la patria en la sombra del almendro de su infancia, esto es, en el lugar de donde nadie te puede exiliar. Es también un tributo a tantos emigrantes de distintas épocas de este archipiélago, que ubican sus raíces en los recuerdos de la vida isleña (cada uno con su almendro personal), aunque pasaran gran parte de su existencia en otras tierras.

Desde que el Himno de Canarias se hiciera oficial, han faltado acciones encaminadas a su adecuada difusión y popularización, con versiones diversificadas. En el 2016, las líneas diseñadas para celebrar el Día de Canarias hicieron particular hincapié en el conocimiento y valoración de la bandera de nuestra comunidad. En este año, otro de nuestros símbolos institucionales, nuestro himno, tendrá esa consideración especial. Entre otras acciones, se ha encargado la grabación de diferentes versiones por parte de artistas de todas las islas, con estilos bien diferenciados.

Para esta idea, se ha contado con músicos y solistas que aportan visiones distintas y todas válidas de un himno que no tiene que sonar en todas las ocasiones con carácter grandilocuente e institucional. Para ello, el grupo Vocal Siete ha realizado una versión en su peculiar estilo de “orquesta vocal”. Con arreglos de Jeremías Martín, han cantado el himno -con un toque de balada pop- los solistas José Manuel Ramos, Besay Pérez y Cristina Ramos. La Orquesta de Timples “Timpluras” ha servido de base instrumental para una variante coral interpretada por la Camerata Lacunensis. El grupo Los Gofiones nos han ofrecido el sonido más tradicional (con una adaptación del arreglo del desaparecido Falcón Sanabria) y el grupo Ruts y la Isla Music cantan el arrorró hímnico en estilo reggae. La versión más moderna (electrónica – cinemática) viene de la mano de Resonance, con el silbador Arón Morales y las cantantes Beatriz Alonso y Claudia Álamo. La parte emotiva viene representada por la presencia de casi 500 niños de los diferentes Coros Escolares del Puerto de la Cruz, que grabaron a capella su particular forma de entender el himno de Canarias.

                Benito Cabrera

7 VERSIONES PARA UN HIMNO

1. Versión balada

José Manuel Ramos / Cristina Ramos / Besay Pérez

2. Versión orquesta vocal

Vocal Siete

3. Versión coro de voces blancas

Coros Escolares del Puerto de la Cruz / Proyecto de la A.C. Reyes Bartlet / CEIP Tomás de Iriarte / CEIP Punta Brava / CEIP Juan Cruz La Vera / CEIP San Antonio / CEIP César Manrique

4. Versión coral de orquesta de timples

Camerata Lacunensis – Timpluras: Tomás Fariña / Francisco Yanes / Josele del Pino / Víctor Estárico / Yone Rodríguez / Israel Espino / José Alberto Delgado / Benito Cabrera

5. Versión electrónica – cinemática

Resonance / Beatriz Alonso / Claudia Álamo

6. Versión reggae

Ruts & La Isla Music

7. Versión grupo de música popular

Los Gofiones



Sin respuesta

Escribe un comentario


Todavía no se han publicado comentarios.

Escribe un comentario